Efectos secundarios cardíacos del litio

Visión de conjunto

El litio es un medicamento recetado usado para el tratamiento del trastorno bipolar. Es el estabilizador del humor más comúnmente prescrito para tratar episodios maníacos y depresivos. La droga ejerce su acción mediante el bloqueo de productos químicos en los nervios y los músculos que causan la manifestación del trastorno bipolar. El litio puede producir muchos efectos secundarios incluyendo aquellos que afectan el sistema cardiovascular. Cualquier preocupación debe estar relacionada con un profesional de la salud.

Arritmia

El litio puede causar arritmias, o latidos cardíacos irregulares, a lo largo del curso de la terapia. Si el paciente experimenta palpitaciones cardíacas o latidos cardíacos irregulares, debe buscar atención médica de inmediato. De acuerdo con el “Drug Information Handbook”, el litio debe usarse con precaución en pacientes con enfermedad cardiovascular de leve a moderada y está contraindicado en individuos con enfermedad cardiovascular severa. Además, un paciente con un historial médico de arritmias puede desarrollar un empeoramiento de la condición. “Farmacoterapia: un enfoque fisiopatológico” establece que el paciente debe consultar con un cardiólogo y obtener los exámenes necesarios antes y durante la terapia con litio.

Hipotensión

También puede ocurrir hipotensión, o presión arterial baja, con la administración de litio. El “Drug Information Handbook” indica que el litio debe usarse con precaución en pacientes con medicación que disminuye la presión sanguínea, entre los que se incluyen los medicamentos que pertenecen a las clases denominadas beta-bloqueantes, inhibidores de la ECA y diuréticos. El uso combinado de estos fármacos podría conducir a una presión sanguínea peligrosamente baja. Si el paciente experimenta mareos y somnolencia, debe tener cuidado al subir escaleras o moverse de una posición de mentira o sentada a la posición de pie. Si el mareo o la somnolencia empeoran, el paciente debe buscar ayuda médica inmediatamente.

Bradicardia

El litio también tiene el potencial de causar bradicardia, o ritmo cardíaco lento. “Farmacoterapia: un enfoque fisiopatológico” explica que este efecto no es perjudicial y no se producirá una vez que el medicamento se detiene. El paciente debe informar al médico de todas las condiciones médicas, así como todos los medicamentos de venta libre y prescripción que está actualmente en. Esto asegurará que el paciente se supervisa adecuadamente. Si el paciente experimenta una frecuencia cardíaca extremadamente baja o dolor en el pecho, debe buscar ayuda médica de emergencia de inmediato.

Edema

El edema, que es la retención de líquidos en el cuerpo, puede estar presente en individuos con litio. Esto puede interferir con el uso de medicamentos que alteran la liberación de sodio del cuerpo. El “Drug Information Handbook” explica que cualquier medicamento que altere la excreción de sodio debe usarse con extrema precaución. Los medicamentos incluyen diuréticos, inhibidores de la ECA y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el celecoxib o el naproxeno. El paciente debe informar a su médico si se encuentra en cualquiera de estos medicamentos para ser supervisados ​​adecuadamente.